Lo imprescindible en Río de Janeiro

Lo imprescindible en Río de Janeiro

¿Vas a viajar a Río de Janeiro y no sabes que puedes ver?

Nosotros te proponemos diferentes alternativas para que veas lo imprescindible.

Cristo Redentor del Corcovado

Ver en primera persona la impresionante imagen del Cristo Redentor del Corcovado, reconocida a nivel mundial, es sin lugar a dudas una de esas experiencias que aceleran el corazón y se quedan marcadas en la retina para siempre. No sólo es la escultura Art Decó más famosa del mundo, sino que desde el 2007 es también una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, un título que se merece y mucho.

Las medidas de esta gigantesca escultura son simplemente increíbles: la altura del Cristo Redentor es de 30 metros y pesa 1.200 toneladas. Se levanta majestuoso sobre un pedestal de 8 metros de alto, justo en la cima del Cerro del Corcovado, a 710 metros sobre el nivel del mar, dentro del Parque Nacional de Tijuca.

Es posible verlo casi desde cualquier parte de la ciudad, por eso se dice que desde su enclave privilegiado el Cristo abraza y protege a la “Cidade Maravilhosa” (Ciudad Maravillosa), como se conoce a Río.

Pan de Azúcar

En el barrio de Urca, justo a la entrada de la Bahía de Guanabara, se encuentra uno de los lugares turísticos de Río de Janeiro más emblemáticos, que se ha convertido en todo un icono de la ciudad, el famoso Cerro Pan de Azúcar o Morro Pão de Açúcar, como se llama en portugués.

El cerro del Pan de Azúcar es un espectacular pico monolítico de granito, prácticamente sin vegetación, que se alza directamente sobre el mar como parte de una península que se adentra en el Océano Atlántico.

De los muchos morros que hay en la ciudad, el Cerro Pan de Azúcar es el único con estas características, lo que le confiere un encanto incomparable y permite que desde su cima, a 396 metros de altura, se tengan vistas privilegiadas de Río de Janeiro y la Bahía de Guanabara.

Catedral Metropolitana

Oficialmente llamada Catedral de São Sebastião do Rio de Janeiro, la Catedral de Río de Janeiro, también conocida como Catedral Metropolitana, es una monumental construcción que sorprende y mucho. Por fuera, su peculiar forma piramidal cónica la hace única y, por dentro sus impresionantes vitrales  producen un efecto de luz realmente fascinante. Es sin duda el monumento más destacado del centro de Río.

Obra del arquitecto Edgar de Oliveira da Fonseca, los números de la gigantesca iglesia, impresionan: 75 metros de altura externa, 106 metros de diámetro externo y 96 metros de diámetro interno y para conseguir un efecto aún más sobrecogedor, la parte superior del gigantesco cono está rematado por una enorme cruz transparente desde cuyos lados parecen brotar los vitrales de brillantes colores que están orientados a los cuatro puntos cardinales, por lo que el efecto de la luz natural a cualquier hora del día, es casi mágico.

Además podrás encontrar gente muy amable y hospitalaria.

El idioma oficial es el portugués.

 

María Hernanperez

Mi pasión es la gestión global de viajes de ocio y de negocios. Durante 15 años de experiencia en el sector del turismo, he desempeñado cargos directivos en agencias tanto nacionales e internacionales*. En 2017 decido emprender mi propio proyecto con la voluntad de poder compatibilizar vida laboral y familiar en busca de la ansiada conciliación.

Deja un comentario

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×
×

Carrito